Descubre las raices de Banelino

Una historia de compromiso colectivo y solidaridad

Nuestra historia

Banelino inicia su historia en febrero del 1996 cuando siete pequeños productores bananeros de la zona de Juliana-Jaramillo se reunieron debajo de un árbol de mango en una finca de banano del Batey Juliana, en la provincia de Montecristi, al Noroeste de la República Dominicana, muy próximo a la frontera con la República de Haití.

Aunque en ese tiempo el nombre “BANELINO” no existía como tal, su filosofía ya estaba presente, la unión y la solidaridad era el lema de estos pequeños productores, que con humildad y respeto decidieron unirse para buscar soluciones a los problemas que les afectaban; entre estos, mercados inestables, bajos precios y baja demanda del banano.

Este grupo de pequeños productores organizados recibieron el apoyo de una organización holandesa que en ese entonces buscaba pequeños agricultores que desearan participar de un nuevo concepto de mercado “Comercio Justo”, obteniendo así esta certificación que les abrió las puertas a un mercado estable y precios justos. Otros pequeños productores de la zona de Valverde que tenían los mismos problemas deciden unirse y constituyen los grupos de Amina y Máximo Gómez.

En el año 2000 estos grupos deciden unirse; y ahí nace Bananos Ecológicos de la Línea Noroeste (BANELINO), desde entonces la organización ofrece servicios de asistencia técnica a los asociados, comercialización y certificaciones; buscando mejorar las condiciones de vida de los pequeños productores, trabajadores, sus familias y la comunidad.

Actualmente Banelino cuenta con una membrecía de 336 socios, de los cuales un 70% son hombres y un 30% mujeres, quienes están distribuidos en cinco zonas geográficas que son Juliana Jaramillo, Amina, San Isidro, Hatillo Palma y La Caída.

Banelino en la actualidad

Banelino representa a 336 Pequeños Productores en la Línea Noroeste de la República Dominicana, ubicados en el Valle Occidental de la isla, justo en la frontera con Haití, la cual constituye una de las zonas más deprimidas.

Banelino está constituido por pequeños productores, que manejan en promedio 3.0 hectáreas (50 tareas). En nuestra organización las mujeres productoras han ido creciendo, constituyendo un 30% de la membresía total.

Banelino ha logrado posicionarse en el mercado gracias a la unión y dedicación de nuestros productores, logrando vender unas 35,000 cajas semanales, de las cuales el 95% son orgánicas y el resto (5%) son convencionales. Un 90% de nuestra producción se vende en el Comercio Justo por ser una organización certificada por FLO Internacional.

Nuestros productores se preocupan por dar un buen uso a sus tierras y a sus fuentes de agua, la conservación del medio ambiente es parte integral de nuestra agricultura. La venta garantizada a precios justos nos ha permitido mejorar las condiciones de vida de nuestros productores y sus familias e invertir en obras y programas dirigidos al desarrollo comunitario.

Junta Directiva

La Junta Directiva de BANELINO, se elige en la Asamblea General de socios para un periodo de dos años, de acuerdo a lo establecido en nuestros estatutos. Igualmente la Asamblea de socios elige los Comités de Vigilancia, Comité de Crédito y el Comité de Disciplina. Esta estructura permite una participación continua de nuestros socios.

Nuestras visión y misión

Nuestra Misión

Existimos para generar progreso económico, social y ambiental para pequeños productores y sus comunidades, mediante una producción competitiva, sostenible, sana y de calidad.

Nuestra Visión

Ser una asociación de pequeños productores competitivos y sostenibles, reconocida en el sector agro exportador por su actitud proactiva e innovadora, comprometida con el desarrollo social, económico y el manejo ambiental responsable a través de un trabajo integrado de productores, trabajadores, sus familias y comunidades.

Nuestros Valores

  • Solidaridad
  • Lealtad
  • Responsabilidad
  • Honestidad
  • Equidad
  • Respeto al ser humano y al medio ambiente

¿Qué es el Comercio Justo?

El comercio justo es un movimiento social global cuyas experiencias pioneras empezaron a finales de 1940 como respuestas alternativas al fracaso del modelo de comercio convencional para promover patrones productivos-comerciales responsables y sostenibles, y oportunidades de desarrollo para los pequeños agricultores, campesinos y artesanos en desventaja económica y social, respecto a los actores dominantes en el mercado. El comercio justo es un modelo comercial que pone al centro los seres humanos y la sostenibilidad social, económica y ambiental de las sociedades, dignificando el trabajo, respetando el medio ambiente y fomentando una gestión responsable y sostenible de los recursos naturales.

¿Cuáles son los objetivos principales del movimiento por un comercio justo?

Garantizar a los pequeños productores, campesinos y artesanos organizados un acceso directo al mercado en condiciones justas y equitativas, creando un canal de comercialización sostenible, solidario y de calidad, lo más directo posible entre productores y consumidores, en el cual se reconozca dignamente el trabajo de los productores y sus organizaciones, y éstos se comprometan con el desarrollo de sus comunidades. Además, garantizar a los trabajadores agrícolas y artesanales condiciones de trabajo dignas, promover su asociatividad y empoderamiento.

¿Cuál es otro objetivo fundamental del movimiento por un comercio justo?

Fomentar la cultura de un consumo responsable para que los ciudadanos/consumidores entiendan la importancia de comprar de pequeños productores y artesanos organizados democráticamente, eligiendo así el modelo de desarrollo que quieren para sus comunidades también a través de sus compras. Porque consumir es elegir qué tipo de desarrollo queremos.

Translate »